Tecnologías

Quad Magnet Tweeter Motor System

Sistema de motor de cuatro imanes del tweeter: Un tweeter eficaz es un tweeter dinámico.

Si un tweeter ha de responder por completo a la dinámica de la música, debe funcionar lo más frío posible, especialmente cuando se acciona duro. El problema es que la bobina móvil del tweeter tiene que ser pequeña y ligera para que éste pueda responder a las frecuencias muy altas y, por tanto, se calienta muy rápidamente. Cuanto más se calienta la bobina, más aumenta su resistencia eléctrica y la corriente que pasa a través de ella, lo cual determina que el cese de la fuerza ejercida sobre la cúpula sea proporcional a la señal de voltaje procedente del amplificador. El resultado es que se produce una compresión que hace que la música pierda su verdadera vida.


El uso de imanes de hierro-neodimio-boro, por su pequeño tamaño, puede empeorar el problema, ya que hacen que el disipador de calor sea menos eficaz. Por esa razón, los tubos Nautilus de los tweeters de la Serie 800 son de metal. Ayudan a alejar el calor de la bobina móvil. Si se fuerza a que entre más energía magnética en la separación de la bobina móvil, se reducirá la corriente necesaria para alcanzar cualquier nivel de salida determinado, permitiendo que la bobina funcione más fría. ¿Pero cómo, si la separación es pequeña y las piezas de acero ya están casi saturadas? Los sistemas de motores normales utilizan un solo imán (1), interpuesto entre una placa superior y una placa posterior/polo central y la bobina móvil se coloca en la separación que queda entre la placa superior y el polo central.

Para enfocar la energía magnética exactamente al lugar donde se encuentra la bobina, la placa superior tiene un espesor de poco más de un milímetro y se satura fácilmente. Si se aumenta el tamaño del imán, queda muy poca energía magnética extra en la separación. El truco consiste en utilizar más imanes polarizados en la dirección opuesta al campo generado por el imán principal. El primero se coloca detrás de la placa posterior (2). Esta es la posición normalmente utilizada en los sistemas con imanes blindados, en los que el imán extra se utiliza con una lata de metal que rodea todo el sistema del motor. En este caso no necesitamos la lata, sino dos imanes más colocados uno encima de la placa superior (3) y otro sobre la punta del polo central (4) que sirven para dirigir la energía a través de la bobina. Esta estructura puede añadir unos 2 dB a la sensibilidad de la bobina, lo que reduce la potencia requerida en un 40% aproximadamente. Como resultado, el tweeter está más frío al funcionar, la compresión se reduce y la música vuelve a la vida.

Community Discussion

Find out what Bowers & Wilkins customers and audio enthusiasts are talking about on our blogs, and read in-depth articles in the Sound Lab.

Seguimiento

Copyright © 2014 Bowers & Wilkins. All rights reserved.